Hidrata tu voz y tu aparato fonador

Si trabajas con la voz, has de tener en cuenta que uno de tus mayores enemigos es la deshidratación, en todos sus formatos. Aquí te cuento varias opciones para que cuides tu voz y la mantengas hidratada.

La principal fuente de hidratación del aparato fonador es la ingesta de líquidos. Principalmente, que no contengan alcohol, azúcares añadidos o cafeína, ya que estas sustancias deshidratan. Por consiguiente, provocan sequedad en el aparato fonador. Sobre todo, en las mucosas

También puedes tomar alimentos con un alto porcentaje de agua, que aumentan el promedio de líquidos diarios a ingerir ideal para quienes trabajamos con la voz. Esta cantidad ronda los 2,5 L al día. Durante el ejercicio vocal es importante que aumentes la ingesta de líquidos. Así, tendrás las mucosas en perfecto estado.

Hidrata tu voz

Hidrata tu voz y tu aparato fonador

Los líquidos o alimentos que tomamos son procesados por nuestro aparato digestivo y distribuidos por nuestro sistema circulatorio. Con esto quiero aclarar que, cuando los ingerimos, ni el líquido ni los alimentos pasan por las cuerdas vocales. De lo contrario, podrías asfixiarte. Esto se lo tienes que agradecer a la epiglotis, la encargada de cerrar la laringe durante la deglución, que evita el paso de líquidos o alimentos a las vías aéreas

El aparato fonador y respiratorio comparten parte del conducto con el aparato digestivo en la boca y en la faringe (garganta). Es ahí donde, además del agua, hay infusiones o remedios (jarabes o gárgaras) que se aplican para suavizar o recuperar parte de irritaciones y esfuerzos.

Ahora, viene la parte que me encanta y que practico en casa: el uso de difusores de vapor. Es cierto que para los que viven en zonas húmedas como, por ejemplo, zonas cercanas a la costa, no son necesarios. Pero, en mi caso, que vivo en Madrid centro, sí que me resultan de gran ayuda.

Hidrata tu voz

Hidrata tu voz y tu aparato fonador

Además de utilizarlo para tener un ambiente menos seco, le suelo añadir aceites esenciales (aromaterapia), que vienen muy bien para aliviar irritaciones, inflamaciones, antihistamínicos, antibacterianos o mucolíticos. Soy muy fan del aceite esencial de romero, de jengibre, de eucalipto y de limón.

Si se da el caso, haz vahos de agua, agua con sal, con alguna hierba o algún aceite esencial. Cualquiera de ellos son beneficiosos para ayudar a descongestionar mucosidades en caso de catarros y gripes. Pero, no se pueden utilizar en todos los casos. Consúltalo con tu médico, por si tienes una patología que pueda provocar un efecto contraproducente.

Es superrecomendable una buena ducha con mucho vapor antes de realizar un ejercicio vocal, ya sea un concierto, ensayos o grabaciones. Si no tienes una cerca, siempre podrás hacerte con un nebulizador. Desde que lo descubrí, soy superfan.

Consulta siempre con tu médico en el caso de tener algún tipo de enfermedad o alergias para evitar posibles reacciones adversas.

Los nebulizadores son una pequeña máquina que convierte un medicamento líquido en vapor. Yo suelo usar uno portátil con suero fisiológico. Lo compro en monodosis, ya que al ser una pequeña cantidad de suero la que se usa, así no se contamina. Gracias a este aparatito, me aseguro de que hidrato mis cuerdas vocales y pulmones sin sufrir asfixia.

Para evitar que se te resequen las vías respiratorias, trata de hacer la respiración nasal en reposo, puesto que con la respiración bucal no se humedece el aire. Igual que cuando pasa por nuestras fosas nasales.

Como ves, aquí dispones de muchas opciones para estar hidratado y cuidar tu aparato fonador. Si quieres saber más consejos sobre cómo cuidar tu voz, sigue leyendo aquí.

Hidrata tu voz y tu aparato fonador


3 respuestas a “Hidrata tu voz y tu aparato fonador”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *