Ya en el estudio y… ¡Toca grabar voz!

Si has visitado mi anterior post ¡Toca grabar en estudio! Genial, ahora vamos a por el siguiente paso, así que prepárate y prepara tu voz.

Antes de comenzar a trabajar con la voz, es aconsejable que vengas ya con un calentamiento vocal más intenso de casa y más si va a ser un trabajo prolongado, para luego en estadio hacer un refresco de calentamiento antes de entrar a cabina y ponerte manos a la obra. En el caso de tener que entrar directamente y sin aviso, que me ha pasado en alguna ocasión, es aconsejable que hagas un calentamiento breve pero completo.

Has de saber que la sensibilidad del micrófono de estudio es mayor que los que tenemos en escenario o el local de ensayo, independientemente si es de condensador o dinámico, también es propiciado porque  la sala de grabación suele estar preparada para que la grabación de la voz se capte de la mejor manera posible. 

Ya en el estudio y… ¡Toca grabar voz!

Ya en el estudio y… ¡Toca grabar voz!

En el estudio, además de prestar atención a la altura a la que te queda el micrófono, delante de éste generalmente te sueles encontrar con una pantallita llamada anti pop, antes de ponerte a cantar, consulta con tu productor cuál es la distancia ideal que debes mantener con el micrófono para que no pierdas la sensibilidad graves. Tenlo en cuenta porque aunque hay soluciones en la post producción, trata de evitarlo porque no queda igual. La toma original debe estar bien grabada con todas las frecuencias posibles del sonido original.

Así que trata de cuidar la distancia del micrófono, si adelantas un pie le añadirás dinámica a tu postura y podrás graduar tu distancia al micrófono y trabajará más cómodamente con una buena postura del canto. Esta te ayudará a cuidar los volúmenes de la voz en la grabación y evitarás saturaciones. 

Es muy importante que antes, durante y posteriormente al trabajo en estudio cuides la hidratación, ya que cuando hacemos trabajos vocales es primordial que tengas en forma las mucosas para que éstas protejan nuestro aparato fonador a la hora de inhalar y de fonar, ya que las mucosas forman parte de nuestras fosas nasales, boca, faringe y laringe, esta última incluye nuestras cuerdas vocales.

Ya en el estudio y… ¡Toca grabar voz!

Si le quieres sumar a la hidratación algún principio activo, no dudes utilizar infusiones, eso sí, trata que su temperatura no sea demasiado alta e incluso te diría, mejor toma las infusiones más tibias que calientes, ya que el cuerpo a de atemperar los líquidos para una mejor absorción.

Mi infusión favorita para ejercicios vocales intensos para antes, durante y después, es una que lleva Romero, jengibre, cáscara de limón y miel. Una infusión que puedes hacer con productos que se suelen encontrar en cualquier comercio o despensa y sin excentricidades.

Y para empezar ya estarías para comenzar tus primeros pasos grabando en estudio. 

Espero que esto que te he contado te ayude con tu experiencia en grabaciones de estudio. Si te ha sido de utilidad no dejes de contarme en comentarios. Me hará mucha ilusión leerte.

Si te ha gustado, cuéntame en comentarios y no dudes en suscribirte para estar al tanto de las actualizaciones del blog de la voz y si quieres saber más sobre técnica vocal continúa aquí. 

Foto: Libro maravilloso de Paco Ortega,  Compositor, productor, editor y cantante con base de mandos en Musigrama y Ela Payés ilustradora de este proyecto tan bello y anecdótico del trabajo en estudio.

SUBSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

    Ya en el estudio y… ¡Toca grabar voz!


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *